Profesional

La microdermoabrasión es una técnica estética cuyo objetivo es conseguir una piel suave, joven y sin imperfecciones sin tener que llegar a la cirugía.

microdermoabrasion tratamiento

La mujeres con imperfecciones pueden utilizar tratamientos de productos cosméticos y dermatológicos para reparar,nutrir y rejuvenecer su piel.

El único inconveniente es la constancia y los resultados a largo plazo.

Resultados rápidos para eliminar imperfecciones

En cambio, si lo que se desea es un resultado a corto plazo, lo mejor es someterse a una sesión de tratamiento con microdermoabrasión.

El proceso consiste en exfoliar la piel mediante un aparato que aigta y remueve, y así eliminar todas aquellas células muertas que perjudican nuestras zonas más externas de la epidermis  (generan grasa, infecciones, oxidación).

Con este primer paso, se mejoran las imperfecciones más frecuentes. Con varias sesiones se mejora la elasticidad y se aporta la luminosidad deseada como pasa con los peelings químicos.

La ventaja de la microdermoabrasión respecto al peeling es que la piel no recibe tanta agresión y sufre menos tras el tratamiento.

Y por este motivo, es una técnica que pueden tolerar personas o mujeres con pieles más sensibles.

¿Para que está indicada la microdermoabrasión?

Los tratamientos disponibles dependen del personal técnico o el profesional que aplique el método, pero por lo general, se tratan:

  • Líneas de expresión
  • Manchas solares de la cara
  • Arrugas en rostro, cuello y manos
  • Celulitis y estrías
  • Cicatrices del acné
  • Poros abiertos
  • Puntos negros y blancos
  • Piel grasa
  • Piel deshidratada

resultados microdermoabrasion facial

Aunque éstas sean las principales indicaciones para la dermoabrasión o la microdermoabrasión facial, un profesional puede dar su visto bueno para que la técnica sea viable en determinadas patologías o problemas estéticos.

¿Cómo funciona la microdermoabrasión?

El kit de microdermoabrasión consiste en un pequeño aparato con capacidad de proyectar cristales de óxidos de aluminio muy finos hacia la piel, mientras que otra de las partes va absorbiendo o succionando el contenido de células muertas.

Esta succión puede ser más leve o intensa según la necesidad de exfoliación de la persona. Si se necesita una exfoliación profunda, entonces el grado de succión será mayor.

A medida que los cristales impactan y las células muertas «saltan» y van recogiéndose, las capas de piel se quedan cada vez más pulidas.

Se favorece el crecimiento de nuevas células epiteliales, por lo que tras varias sesiones espaciadas en el tiempo, ya se nota una apariencia diferente, elástica y una pigmentación homogénea en la zona.

La piel queda extremadamente suave y con una textura agradable al tacto.

¿Cuál es el número y la duración de las sesiones de tratamiento?

Para conseguir esto se necesita un número determinado de sesiones que van a depender de las características del paciente, método empleado así como el tipo de aparato.

Por ejemplo, las máquinas de dermoabrasión con doble punta de diamante necesitan menos tiempo de sesión para realizar un tratamiento.

¿Cuántas sesiones de microdermoabrasión se pueden hacer para ver resultados?

Por lo general, se pueden realizar de 5 a 10 sesiones dejando un tiempo entre cada una de ellas que comprenda los 7-14 días ya que esto permite el crecimiento de nuevas células y la completa restauración de la piel. Cada sesión dura aproximadamente entre 15 y 40 minutos.

El número de sesiones dependerá del objetivo deseado.

Por ejemplo, poros y puntos necesitarán menos aplicaciones que el tratamiento de manchas en la cara o la reducción de las líneas de expresión.

A pesar de que casi el 90% de la microdermoabrasión es facial, ésta see puede realizar en cualquier parte del cuerpo como:

  • Cara o rostro
  • Manos
  • Cuello
  • Espalda
  • Brazos
  • Otras zonas